Cáritas Imprimir E-mail


Su presencia no es sólo demostración de amor al prójimo, también es denuncia de las deficiencias e injusticias del presente. Por eso la acción voluntaria requiere esfuerzo, participación activa, compromiso y entusiasmo; deseos de crecer caminado junto con otras personas y fuerte acompañamiento en el lugar don se insertan.
Estos actos de solidaridad que tienen lugar día a día llevan por ejemplo a que 200 voluntarios de Cáritas se encuentren en noviembre para reflexionar sobre los problemas actuales y cómo abordarlos el año próximo, en un domingo de pleno calor santafesino, o ver las actividades de cierre del Jardincito “Manos Unidas” del Barrio “El Bañado” de La Guardia donde cuatro voluntarias, tres de ellas adultas y una adolescente sostienen las actividades durante todo el año para niñitos de esa zona. O la preocupación por formarse como quienes asisten a la Escuela para Voluntarios, que van haciendo que su vida se parezca a lo que buscan en el mundo, creciendo no sólo en conciencia sobre la realidad  sino también en capacidad para aportar solución en su tarea, para ser cada día más persona, más hermano de los demás y en el caso de quienes profesamos una fe, más identificados con nuestra fuente, Jesucristo y con sus preferidos, los pobres.
Así podríamos nombrar tantas actividades y proyectos llevadas adelante por gente que nada espera o tal vez sí, una sociedad más justa, incluyente y tolerante.
Por eso, desde Cáritas agradecemos muchísimo, especialmente a los mil voluntarios de la Arquidiócesis y en ellos a todos los de Argentina y el mundo. ¡Gracias!  por ser altruistas y solidarios, por entregarse libremente, por ayudar a plasmar sueños y esperanza, por estar presentes.

Beatriz de Dios
Comunicación y Recursos
Cáritas Santa Fe
San Jerónimo 1627/21