Ayuda a Tartagal Imprimir E-mail

El conocimiento de la realidad de las familias damnificadas, el alto costo para el traslado de donaciones, la enorme tarea de logística para hacer llegar la ayuda, los pequeños depósitos con que cuentan y las necesidades post emergencia para afrontar la reconstrucción de lo perdido, llevó a esta institución a animar a la comunidad santafesina a colaborar trayendo su donación de dinero en efectivo. El mismo se recibe en la sede, San Jerónimo 1627, como así también en las alcancías de distintas parroquias de la ciudad y del interior.

Hasta el momento se recibió la suma de $6792,50 los que fueron depositados en la cuenta bancaria de Cáritas Orán, al igual que $5000 que donó Cáritas Santa Fe en un primer momento.

De este modo los fondos recibidos son utilizados de manera rápida y efectiva en el mismo lugar en que se produce la emergencia, de acuerdo a las prioridades puntuales.

Cáritas agradece todos los gestos de solidaridad recibidos y la disposición de otras instituciones que realizaron diversas campañas.

 

Presencia en la zona afectada

La Sra. Graciela Godina, Coordinadora de Emergencia de esta Arquidiócesis, desde el 17 de febrero se encuentra trabajando junto a otros miembros del Equipo de Emergencia de Cáritas Nacional. Se pusieron a disposición del Comité de Crisis formado por sacerdotes y voluntarios de las parroquias del lugar.

En conversación telefónica y vía e-mail informan que la situación de pobreza del lugar es generalizada y que se encuentra agravada por esta catástrofe ambiental.

Que entre los damnificados están aquellos que perdieron todo, los que perdieron sólo pertenencias o el techo, parte de sus casas (paredes), y quienes también perdieron su trabajo.

Que existen tres parroquias en Orán: La Purísima, Santa Cruz, San Ramón pero sólo fueron afectadas dos: Santa Cruz en su totalidad y dos barrios de La Purísima.

Que dicho Comité, junto al Equipo Nacional definieron las zonas a atender luego del censo realizado.

Para ello se colabora en la organización de los depósitos y en la distribución de la ayuda. La modalidad de entrega es casa por casa y se brinda contención a las familias afectadas.

Del censo surge que hay serios problemas sanitarios, casos de dengue, algunos hemorrágicos a los que la Pastoral de la Salud les acerca a la casa agua potable para consumo, y también a quienes se encuentran internadas. Para la atención de las personas enfermas que fueron detectadas en las visitas, se trató de coordinar con la Dirección de Emergencia Sanitaria (DINESA), no habiendo respuesta hasta la fecha.

Asimismo se preparan ajuares para mamás embarazadas que están hospitalizadas. Arduas tareas se llevan adelante gracias a voluntarios que redoblan esfuerzos por llegar a cada familia.

Cáritas Santa Fe acompaña a los hermanos y hermanas que padecen en este triste escenario, las graves consecuencias de algo no buscado, e invita a la comunidad santafesina a continuar apoyando la campaña que realiza y elevar oraciones para que cada organismo que le compete, asuma su responsabilidad y así sea efectiva la ayuda.